La Psicosis en la Ciudad - J. M. Vapperau
 CONFERENCIA DIRECCIÓN GENERAL DE LA MUJER  22 - 11 - 2002

 

Stella Maris Nieto : Quiero presentarles a Jean Michel Vappereau. El es un lector de los Escritos de Lacan, miembro de la Sociedad Matemática de Francia, de Topología en Extensión, y de la Escuela Sigmund Freud de París. Actualmente es profesor invitado en la Argentina.

Jean Michel Vappereau : Me han propuesto hablar de LA PSICOSIS EN LA CIUDAD. Voy a comenzar por hacer un dibujo. Es para mostrarles la solución del problema, del problema que luego voy a explicar.

Entonces, lo que se trata de encontrar es una función, que consiste en soportar el equívoco real, y que no es entonces un equívoco hecho con malas intenciones. Los equívocos no son siempre errores, hay equívocos reales, necesarios, que hay que aprender a practicar.

Este es el elemento mínimo, para hablar de nudos, y yo inventé un medio a fin de hacer y deshacer nudos, para hacer o deshacer no importa qué nudo. Es preciso transformar una figura de este tipo: esto representa 3 palos que se cruzan, o 3 hilos que se calzan para hacer un nudo.

Entonces hay que hacer pasar un hilo (a) - que acá pasó por arriba (de c) y acá por abajo (de b). Hay que hacerlo atravesar el cruzamiento que está acá: el cruzamiento de los otros 2 hilos.

Cuando uno lo hace descender así, pasa por abajo del cruzamiento, (Fig.3) y después de haber atravesado el cruzamiento, queda dispuesto de esta manera, por abajo (de b) y por arriba (de c).

Vean, acá (Fig.2) esta rama o hilo (a) pasa por encima de ésta (c), y acá (Fig.3)también pasa por encima de ésta (c) , y acá (Fig.2) ésta (a) pasa por debajo de esta otra (b) y acá (Fig.3) también pasa por debajo de esta otra (c), la relación de ésta (a) con las otras 2 (b y c) no ha cambiado, salvo que está del otro lado del cruzamiento. Entonces yo voy a tomar una cadena que está hecha de 3 redondeles que se sostienen entre ellos y ninguno está enlazado con los otros. No hay enlace.

El enlace es algo así: cuando un redondel pasa por el agujero del otro redondel. (Fig 5)

Acá (Fig 4) ningún redondel pasa por el agujero del otro redondel: éste (b) pasa por encima de este (a) y acá (c) también pasa por encima del mismo (b), entonces no entra en el agujero, ninguno de los redondeles entra en el agujero de ningún otro. Se puede verificar eso, mirando los cruzamientos de a dos. Los cruzamientos entre dos redondeles, ¿son tales?. Que ningún redondel atraviesa el agujero de los otros dos redondeles, ellos están planteados uno sobre otro así, o uno bajo el otro, hay uno que está abajo y el otro está arriba pero ninguno atraviesa el agujero del otro. Y bien, con este movimiento, con esta transformación - yo voy a aplicar esta transformación acá: (x) en la Fig. 4. Uds. tienen acá un cruzamiento, un cruzamiento (en x, se cruzan a y c)y un hilo (b). Este, el que está acá. Yo entonces voy a subir el hilo (b)del otro lado del cruce.

Yo lo hice subir, el hilo (b) que atravesó el cruce, va a quedar por debajo de (a) y por arriba de (c). Vean, hice pasar este hilo (b) y el resto no cambia. Entonces yo tengo acá este en esta parte del dibujo, acá tengo esto que no cambió y he aquí el resto del dibujo.

Entonces Uds. pueden constatar que esta parte del dibujo puede deshacerse porque los hilos son como éstos. Por estar uno encima del otro, uno puede hacer deslizar los hilos así, porque no hay nada que calce. Entonces el que está arriba se pone así, y el que está acá se pone así y el tercero así: y los tres quedan libres. No hay más cadena. (Fig.7) Había una cadena acá (Fig.4), si Uds. hacen eso con un hilo lo pueden estirar, y con ese movimiento, con esta transformación yo he deshecho la cadena. Entonces ésto es lo que nos enseña hacer el Psicoanálisis.¿Por qué hacer ésto?

Es la cuestión de la situación actual. Podemos decir de la situación de la civilización científica e industrial, que se llama también capitalista. Capitalismo científico, es decir la teoría científica del capital - fue Carlos Marx, quien comenzó a hacer esta teoría. Algunos se inspiraron en esta teoría para transformar el capitalismo en capitalismo científico.

*En un momento hubo gente, personas que quisieron organizar la sociedad de tal manera que hubiera una exactitud y un rigor en la administración de las cosas. Eso se llama el capitalismo científico, en la historia se llama el leninismo. Es Lenin quien dio su nombre a esta idea, para resolver el período en que nos encontramos desde el comienzo del Siglo XIX. La idea de administrar los asuntos humanos de una manera exacta y rigurosa, científica.

Y entonces se quiso suprimir un cierto número de cosas, en particular algo que se llama el deseo, es decir la sexualidad. Porque vino otro que se llama Freud y que se dio cuenta que el deseo es la sexuación, el sexo. Que hay algo que se llama sexo y que se llama deseo. Algo que en el Siglo XX filósofos un poco retardatarios han considerado como una pasión inútil, lo que quiere decir que esos filósofos son leninistas.

El problema que se produjo después de esta experiencia del capitalismo científico en un solo país, es que fue un fracaso estruendoso, porque eso no impidió al deseo continuar existiendo. Y cuando este sistema de capitalista científico se derrumbó, no hace mucho tiempo, en los años 80, nos dimos cuenta que había quedado siempre el deseo de comprar cosas que no servían para nada. Como eso estaba prohibido por el sistema de organización, se lo compraba en el mercado negro de manera clandestina.

Entonces había traficantes, gente que traficaba discos que venían del espacio atlántico, o blue jeans, pantalones que venían de América del Norte, y toda suerte de cosas que no sirven para nada. Los administradores científicos no comprendían que podía haber cosas que no sirvieran para nada pero que son necesarias, y que algunos desean.

*Luego hubo otra cosa que apareció al final de esta experiencia: es que la religión permaneció como algo perfectamente vivo en la población.

Entonces el resultado del capitalismo científico es 1)un reforzamiento del mercado delictivo, del tráfico, de la mafia y 2)una permanencia de la religión. ¿Por qué se derrumbó este sistema? Ellos habían construido un muro para protegerlo. Es lo que Churchill había llamado la cortina de hierro. No se sabe con Churchill quién quería proteger a quién. Si es que se quería proteger al capitalismo científico de las influencias exteriores, o si eran aquellos que estaban del otro lado de la cortina quienes querían protegerse del capitalismo científico. Este estado de cosas se llamó la Guerra Fría. Que luego terminó.

Entonces algunos dijeron: ¡Ah, pero ya ven, este sistema no era bueno!. Realmente fue un fracaso. Finalmente tuvieron que aceptar nuestras ideas. Entonces yo les haré notar que es lo contrario. El muro o la cortina, el muro de cemento o la cortina de hierro cayó, porque del lado del capitalismo científico se dieron cuenta que todo el mundo devino capitalista científico. Es lo que se llama actualmente la globalización, es decir la gestión rigurosa, científica, exacta de la organización del mercado.

Hay cosas importantes para señalar en esta historia.

*Es que aquellos que están opuestos al susodicho capitalismo científico, actualmente devienen también capitalistas científicos, porque hay organizaciones que regulan el mercado. Los dos argumentos no son en absoluto argumentos políticos u económicos: lo que no se quiere actualmente en el mundo entero es la ausencia de religión, y finalmente el Leninismo fue destruido, porque pretendía también ser un estado ateo. Eso es insoportable, y es por eso que el papa polaco ha jugado un rol muy importante en esta historia.

*Luego, otro elemento es: la idea de que el resorte del deseo - que es lo que estimula la actividad humana, lo que se llama así entre los liberales que están en contra del capitalismo científico - no es el deseo sexual, sino que es la competencia. Que hay una evolución - porque lo que se mantiene como dominante es la Teoría de Darwin - hay evolución, y hay luchas para producir por la competencia una estimulación: bueno, esto parece contrario al capitalismo científico, pero no lo es en absoluto. Actualmente nos organizamos con una ideología de la competencia, un capitalismo cada vez más científico.

*Luego hay también otro elemento que es preciso tomar en cuenta: es el discurso sobre la libertad. Aquí se utiliza un principio muy antiguo - no se ha encontrado nada mejor actualmente para hablar de la libertad, que hablar de la libertad individual y proteger la libertad individual gracias a la propiedad privada.

Eso no parece capitalista científico, porque los capitalistas científicos estaban en contra de la propiedad privada y contra la competencia. Ellos eran de la opinión que había que racionalizar todo eso. Ahora bien, es preciso prestar atención para no confundir las categorías, porque hay algo más importante que la competencia o que la libertad individual. Es algo que se llama la ciencia, la técnica, la industria, y hay algo más: es el deseo sexual . Y no hay ni una huella de esto en El Capital de C. Marx.

Lo que decía un autor francés como George Bataille cuando él leía a Marx era, él decía: "Es muy interesante ver cómo se puede hacer la contabilidad general y luego darse cuenta de que hay "ficciones" que están producidas por el sistema de intercambio y la producción" - Ese descubrimiento de Marx, se llama la plusvalía. - Y entonces George Bataille, (que era un autor curioso, interesante e interesado - él buscaba comprender su época) dice que el único problema con C. Marx es que cuando se habla de metros de tela, de franela para hacer pantalones, se habla del trabajo del sastre que va a hacer el pantalón, es completamente exacto todo eso, se sabe cuántos metros hay, se sabe el precio de la tela, sabemos durante cuanto tiempo el sastre tiene que trabajar, cual es su salario - porque es asalariado, es más práctico para verificar las cuentas.

Entonces se sabe todo eso y uno se da cuenta que hay un valor que se produce además, que es esa la plusvalía, que es el resultado de un juego de escrituras. Porque lo que olvidamos es que todo eso, la contabilidad, está escrito, y que somos por este hecho, marionetas de cosas escritas. La administración está hecha enteramente de documentos escritos, de la escritura. Es eso lo que quiere el científico: es poder obtener sistemas de escrituras precisos.

Bataille dice:" Todo eso es muy interesante, pero a nosotros lo que nos interesa es que cuando el tipo compró su pantalón, lo que nos interesa es el momento en que se lo saca el pantalón para ir a coger". Eso no se encuentra en el tratado de economía política. Entonces ¿qué pasa allí?

Es eso lo que hace que Freud sea contemporáneo de esta época del capitalismo científico. Freud creía curar a los neuróticos, creía poder hacer que la represión sexual sea menos fuerte. Al comienzo se preguntaba si era la represión sexual la que creaba la represión en la sociedad, o bien si era la represión social la que creaba la represión de la sexualidad. Luego se dio cuenta de que se trata de una ley general del lenguaje, la que produce la represión sexual y las otras formas de sociedades. Y que no es una mala organización de la sociedad la que crea la represión, sino que es más bien el lenguaje el que provoca cierto tipo de diferencias, y que esas diferencias producen las sociedades que conocemos.

Eso condujo a Freud hasta hacer la teoría de las instituciones humanas, es decir todas aquellas que nosotros conocemos hasta hoy, y se dio cuenta que siempre estaban construidas bajo la forma de una masa. Formuló la teoría del Yo y el análisis de las masas, "Psicología de las masas y análisis del Yo". Es la forma de organización de todas las sociedades. Toma como ejemplos al Ejército y a la Iglesia. Habla de la identificación al líder, y bajo pretexto de que él ha hecho la teoría de todas las sociedades existentes, la gente que lo siguió no pudo siguiera imaginar que uno podría plantearse la cuestión de hacer las cosas de otra manera. Eso es lo que es hincha entre los humanos, el que sean un poco débiles, necesitan tiempo para llegar superar la debilidad profunda.

Entonces, los que llamamos psicoanalistas, han organizado sus sociedades de la misma manera que masas, que ejércitos o iglesias, y continúan aún hoy haciendo eso.

Yo sostengo que lo que Freud propone es ver que siempre se han construido instituciones de la misma manera, pero porque hay algo que se llama el Yo, que permite identificarse, reconocerse, ser reconocido por lo otros, pero que esa no es la cuestión de lo que Lacan ha propuesto llamar sujeto. El sujeto comienza a aparecer en Freud: es un sujeto que está dividido por el deseo, es un sujeto que está dividido por la lengua, y entonces los conflictos, no son solamente conflictos sociales. Son conflictos fundamentalmente subjetivos que atraviesan el cuerpo, el cuerpo individual de un organismo como el mío, pero también el cuerpo social.

Entonces hay allí una estructura con una falla que se llama el deseo. Esta estructura es la sexuación. Ella atraviesa los cuerpos y los decorados, en todos los registros. Es un resorte diferente que el resorte de la competencia y de la struggle for life, (lucha por la vida) de Darwin. Es otro tipo de resorte, y hay que tomar en cuenta esta cuestión del deseo sexual para imaginar otras formas de organización.

Pero hay que tener en cuenta también, a propósito del capitalismo científico, del discurso que se llama "el discurso científico", que nosotros estamos en una situación histórica, donde cada uno de nosotros está convocado por nuestra civilización, a ser- ya sea como productores o como consumidores - científicos, expertos.

Hay un drama en la ciencia, un drama particular y fundamental. Es el de los grandes científicos que inventan algo. No hay ningún descubrimiento científico sin un drama subjetivo fundamental y particular. Pueden leer ustedes las historias de Pasteur, de Kantor, Bertrand Russel, de Meyer - el que inventó el 2do principio de la termodinámica. Pero estos dramas subjetivos no conciernen más que a algunos que tuvieron este espíritu científico, que trabajan en un dominio particular.

Luego vienen los expertos, los administradores, aquellos que utilizan el discurso científico para organizar las cosas, y entonces todo el mundo está convocado en esta civilización a adoptar una posición rigurosa y exacta, nosotros estamos todos convocados a ser expertos.

He aquí la situación presente. El discurso analítico de Freud y de Lacan, nos da los medios para pensar en el discurso científico, y en las cuestiones de la sexualidad y el deseo en la ciencia. Y bueno, hoy en día eso se reduce a psicólogos, a médicos, o a profesores de filosofía. Pero Freud decía que los médicos y los filósofos no entienden nada de psicoanálisis, y actualmente Lacan ha confiado el psicoanálisis a médicos y a filósofos. Porque Lacan era muy pesimista, él decía: si yo hago lo peor, tal vez de eso saldrá algo.

*Pero eso no impide que los alumnos salidos de la aventura psicoanalítica, les dicen a ustedes: nosotros, en relación a la ciencia - porque hay un carácter culto, literario, o erudito, o gramatical en el psicoanálisis - ellos les dicen: nosotros sabemos, gracias a Freud, gracias a Lacan, cuál es el secreto, la razón del sufrimiento, del dolor, de la oscuridad que hay en cada uno de ustedes: eso se llama la sexualidad. ¡Ay Dios mío, qué es eso! La sexualidad llega hasta la cama de los padres, y es lo que se llama la obscenidad. Nadie puede pensar qué es lo que pasa en la cama de sus padres, entonces el psicoanálisis les dice "nosotros sabemos", somos muy serios, además de la ciencia, del rigor, de la exactitud, cuál es la oscuridad que hay en USTED, y eso viene de la Naturaleza. Es la filosofía de Las Luces. La sexualidad es natural: para oponerse a la religión, los filósofos tuvieron esa idea. Lean a los libertinos del Siglo XVIII. Eso. llega hasta el Marqués de Sade. Ellos les dicen: nadie puede prohibir estas cosas porque están en la naturaleza, es natural.

Entonces se les dan a ustedes, se producen mitos, que se parecen a prácticas animales. Tótem y Tabú de Freud, reposa sobre un mito en el cual él toma el modelo del bramido de los ciervos, del combate de los ciervos. Es absolutamente la competencia para destruir al otro y además aquel que gana, tiene todas las mujeres. Es sin duda un modelo un poco discutible. En mi opinión es un modelo muy naturalista.

Yo les planteo la pregunta de por qué, si nosotros practicamos el lenguaje, si nosotros desarrollamos la literatura y la geometría, ¿Por qué debemos continuar conduciéndonos como ciervos?

*Entonces, los psicoanalistas continúan. En el fondo de Uds. está la Naturaleza, es muy sombría: la lucha, la crueldad. Además se les dice- porque hay gente muy interesante para leer, se llaman los antropólogos y los etnólogos, esto llega hasta Levi Strauss - entonces los psicoanalistas - que leen poco a Marcel Mauss, o a Levi Strauss - les dicen: no solamente está la Naturaleza en el fondo de usted sino que usted tiene también toda la época neolítica, que estaba organizada por mitos.

Pero El pensamiento salvaje, de Levi Strauss, muestra justamente que los mitos servían para un trabajo de clasificación y de documentación, que permitió todas las técnicas neolíticas de la civilización.

Son estas técnicas de las que han vivido los hombres hasta nosotros y que han sido destruidas, que son destruidas por la Revolución Industrial. Durante siglos y siglos, para todas las técnicas de la civilización, se han hecho las cosas de la misma manera sobre todo el planeta. Es verdad que el pensamiento salvaje, el pensamiento mítico, tenía tendencia a permitir descubrir durante siglos, estas técnicas formidables, el tejido, la alfarería, la hibridación de los cereales, todo eso demandó siglos de investigación.

Lo único que no hay en el pensamiento salvaje, es la incompletud. El pensamiento mítico es próximo del inconsciente, pero se encuentra con un horizonte de totalidad, y es sobre ese punto sobre lo que yo los pongo en guardia. El creer que el pensamiento salvaje podría ser, o que el pensamiento mitológico podría ser una salida para la civilización actual.

Entonces Uds. tienen la Naturaleza, la época neolítica.

*Hay algunos actualmente que tienen razón al leer textos de la Edad Media, porque los teólogos de la Edad Media son muy interesantes para leer desde el punto de vista lógico. Yo no soy especialista del Latín pero me instruyo acerca del debate que pueda haber entre teólogos, sobre todo porque hay excelentes profesores hoy en día que dan estos cursos, como por ejemplo Etienne Gilson.

Entonces hay una tercera razón para lo que se encuentra de oscuro en ustedes. Es el Feudalismo de la Edad Media. Esta época en que justamente si leen la literatura de esa época, Uds. verán que está el Rey Arturo, con los caballeros de la mesa redonda, y que está exactamente organizado como Freud lo analizó. Los Caballeros de la Edad Media, en una muy bella literatura, están organizados como una masa freudiana. Eso se llama el discurso del amo. El habla del jefe, que determina la acción de cada uno. Por el contrario hay cosas bastante bellas. Por ejemplo los caballeros son corajudos, valerosos, y son generosos, y tienen cierta nobleza. La nobleza es eso, el coraje de los ancestros.

Entonces pasó algo, puesto que en un momento dado, en la literatura, ustedes ven aparecer a Cervantes que escribe El Quijote. ¿Qué significa eso? No hay duda de que es la indicación de que pasó algo, hay una ruptura. Alguien que lee la literatura de caballería, ahora pasa por loco, y se burlan de él. Es eso el fin del discurso de amo: ese discurso del amo que, según Freud, organiza el espacio imaginario de los cuerpos.

Es decir, el Yo, las masas, son organizaciones identificatorias a un líder, que tiene una función imperativa, es ese el discurso del amo. Además él habla y respecto de aquél que habla uno tiene tendencia a creer en lo que dice. Incluso cuando uno no crea en absoluto, aunque uno piense lo contrario, aquel que habla ya tiene razón por haber hablado. Es por eso que yo sostengo que hablar es una gran responsabilidad, ya sea hablar en público o en privado. Eso tiene siempre efectos, el hecho de decir algo. Ustedes ven que la ciencia psicológica no puede estudiar esto, es lo que se llama el rumor. El rumor está organizado por el discurso del amo, porque viene de un habla, hay gente que habla y eso repercute.

*Entonces lo que pasó, puesto que nosotros podemos leer El Quijote... encontramos que todas esas historias de Amos es ridícula, pero eso continúa funcionando como rumor, y eso mismo ha sido reemplazado justamente por el discurso científico. Ustedes ven aparecer el discurso científico con Galileo, Descartes, Newton. Cuando Newton descubrió la relación de la gravedad, algo sucedió con los ingenieros - que en otro momento eran más bien bricoleurs, como neolíticos. Ellos habían mejorado las técnicas militares hasta las fortificaciones militares y los molinos. En la Edad Media no sabían hacer mucho más. Pero cuando se dieron cuenta de que con una fórmula matemática se podía dar la razón de la gravitación universal, de la gravedad de las estrellas, entonces todos se volvieron matemáticos.

Se pasó del neolítico a la industria. Se llegó a tener técnicas de escritura que son absolutamente insolentes: se puede hacer volar elefantes. Si en el neolítico ustedes decían que se podía hacer volar elefantes, les hubieran dicho que estaban locos, y bueno, hoy no se llaman elefantes, se llaman böeings. Pero en fin, es tan pesado o más pesado que un elefante. Es absolutamente insolente, porque nadie comprende cómo eso funciona.

¿Cómo, con pequeñas fórmulas del cálculo se pueden hacer volar los elefantes? Los físicos, que utilizan las matemáticas, dicen que las matemáticas son una disciplina absolutamente insoportable, insolente, porque ella logra milagros sin que se comprenda por qué Y nosotros vivimos en un mundo que está cada vez más rodeado de estos milagros, vivimos en medio de instrumentos, no vivimos más en medio de herramientas.

Vivimos en medio de instrumentos que son instrumentos científicos. Cuando ustedes entran en vuestra cocina, es como si entraran a un laboratorio científico - yo les doy un consejo, pónganse el delantal blanco y unas insignias con vuestra foto y vuestro nombre para que se los reconozca en vuestra cocina. Es ese el sujeto de la civilización actual.

Ustedes no encienden más el fuego para prender la cocina. Tienen la electricidad, el gas, tienen el microondas - que es un instrumento científico, un instrumento de laboratorio. La industria toma todos los instrumentos de laboratorio y los ingenieros pasan su tiempo buscando - mientras que antes sus instrumentos servían para plantear cuestiones muy interesantes como, por ejemplo, cómo funciona el universo - bueno los ingenieros toman todo eso, y se preguntan cómo con eso podrían reemplazar todas las técnicas neolíticas.

Y es un movimiento que hace que hoy cada uno deba ser, como alguien que trabaja en un laboratorio, lo que yo llamo un experto. Uno no tiene la necesidad de inventar la ciencia, alcanza con pretender la exactitud y el rigor necesario. Es este sujeto de la ciencia el que es el sujeto del psicoanálisis. Ustedes están todos convocados a ser expertos. Si ustedes conversan hoy con gente, ya sea en la familia, en el café, en el trabajo, se exige de ustedes que sean expertos. Si por azar usted es un ignorante que no conoce nada, puede ser al menos ser experto en fútbol, o en golf, o en tenis, pero es preciso ser experto en algo.

Ustedes están obligados a ser expertos, pero el experto es alguien exacto y riguroso, y ¿Qué es lo que nosotros llamamos en psicoanálisis la psicosis? Es una tentativa de ser riguroso y exacto.

Yo estudié matemática, me gusta mucho el rigor de la exactitud, yo soy entonces psicótico. Pero además hice un análisis gracias a Freud y gracias a Lacan, para curarme de mi rigor y de mi exactitud, y eso me ha permitido redescubrir la literatura, donde las cosas son un poco más... ficticias.

Pero uno puede seguir siendo riguroso puesto que el psicoanálsis, reintroduciendo la sexualidad y el deseo en el rigor, es el discurso que no es científico, pero que da un acabamiento, da la razón del sufrimiento de cada uno en el discurso científico. Y es un medio de salir de él. La única dificultad es que uno no puede salir de él, más que uno por uno, uno puede salir solamente haciendo uno mismo su propio análisis. No hay análisis colectivo. En cambio, el análisis de cada uno, no tiene un interés, ni un sentido, ni una perspectiva, por fuera del hecho de sentirse un poco mejor, aunque hay algunos que prefieren hacer gimnasia.

Hoy día ustedes tienen expertos en gimnasia, pero el psicoanalista no es un experto. Es incluso el único actualmente que no es un experto, porque hay mucha gente aún hoy que confunde al psicoanalista con el psiquiatra. El psiquiatra es un experto jurídico, se le pide a los médicos hacer de expertos en los tribunales. El psicoanalista no es identificable al psiquiatra, no es tampoco identificable al psicólogo. El psicólogo es un experto para hacer trabajar a la gente, y que trabajen contentos, y que sean empleados contentos, son esos los psicólogos. La Psicología es un desprendimiento de la Filosofía clásica, hay Universidad de Psicología.

Mientras que el psicoanalista no es experto de nada. El psicoanálisis es una disciplina que fue inventada por un hombre solo, y ¿qué es lo que dice al final de su vida Freud, cuando Ferenczi le propone retomar un tramo del análisis, Freud le dice: "yo triunfé allí donde el paranoico fracasa."

Eso es el psicoanálisis. Es triunfar, superar, dando razones, rigurosas, incluso exactas, exactas en los cálculos - se puede hacer, yo hago cálculos con mis dibujos, hago cosas absolutamente rigurosas, pero eso no me impide apreciar justamente las ficciones literarias, las maneras en las que se buscan escribir ciertas cosas, las maneras en que se puede hablar y escribir sobre el sexo y sobre el deseo, que siempre es sexual, y mostrar la razón, porque no hay solamente una razón científica.

La racionalidad no es exclusivamente científica, hay una racionalidad freudiana. Freud movió la razón, transformó la cuestión de la razón. Entonces vean, yo no confundo rigor y exactitud, y no mezclo todo eso con la razón. Porque para mí la racionalidad no es solamente científica. Hay objetos que no sirven de nada, y es eso de lo que se trata para el psicoanálisis. ¿Por qué alguien va a tener una fascinación, va a sentir una necesidad, para poder experimentar una excitación sexual, por qué va a tener necesidad de un par de zapatos? Es de todos modos eso lo que es interesante. ¿Qué son los objetos del deseo? ¿Qué es esta historia del deseo? ¿Cómo es que objetos absolutamente incongruentes puedan provocar tanta fascinación e interés?

Es esa la cuestión del psicoanálisis, es porque hay una razón, es totalmente racional, y esta razón, el lugar mismo donde se la puede encontrar, es en una institución que no es ni natural, ni neolítica, ni medieval, pero existe desde hace mucho tiempo, y que se llama LA LENGUA. Pero en la lengua... no hay Amos de la lengua, no hay Jefes en la lengua - justamente unos y otros hablan y eso puede reducirse a fenómenos de rumor y de masas. Pero es también indominable por el poder, porque la población habla, y la lengua cambia, y hay palabras nuevas que aparecen, y palabras que desaparecen. Hay una organización, es una institución la lengua. Pero es una institución de un tipo totalmente diferente que las masas descriptas por Freud. Pienso que el porvenir será seguir reflexionando sobre la lengua.

Lacan propuso a sus alumnos modos de organización y ellos no quieren, no quieren en absoluto disponer de ellas, porque tienen miedo de que no haya más Jefes, y como todo el mundo, ellos aman a los Jefes. Entonces nadie se sirve de las indicaciones de Lacan actualmente, salvo para convertirlas en jugo de paraguas. Quiere decir que Lacan dio indicaciones pero para mostrar que no se trataba de mantener las tradiciones, él disolvió todo antes de morir. Yo digo que él disolvió su escuela y dejó que cada uno se arregle como quiera, y eso es un acto de psicoanalista, no de Amo. El de aniquilar su propia creación.

El incluso dejó cosas de manera que sea lo peor. Porque si hay una psicosis social que se llama ciencia, y que provoca psicosis particulares: los chicos autistas que no hablan, o la gente que delira - porque tienen una preocupación de rigor, que en determinado momento les hace aparecer lo real, lo real del lenguaje, de la sexualidad, lo real de lo que somos - y en ese momento ellos se ponen a delirar, es eso lo que llamamos psicosis.

Pero este mundo en el que no hay más... ¿qué? una manera de practicar el equívoco con razón y darse cuenta que el equívoco también es real, como la gravitación universal, o la energía atómica... Vean este objeto, (Fig. 4) que es un nudo, y esto, (Fig. 1) que hace y deshace al nudo, es exactamente como la simetría del espejo.

Para precisarles qué es lo que introduce el psicoanálisis en el mundo del discurso capitalista científico: el psicoanálisis introduce el equívoco real.

¿Qué es lo que el espejo invierte? Para apreciar eso hay que devenir geómetra. Cuando ustedes tienen un objeto que es de dimensión 2, un objeto chato como este papel, si ustedes lo ponen delante de un espejo, la imagen que obtienen es absolutamente idéntica al objeto: pueden superponerlos. ( El cuadro que sigue fue elaborado por María Inés Kaplan)

 

Una superficie es un objeto así, que está determinado por 2 direcciones. Si yo la pongo delante del espejo, yo obtengo esto. No hay que tener en cuenta la diferencia anatómica de mis dedos. si ustedes son geómetras, se trata de considerar las cosas así. Estos son 2 vectores: x e y, con un ángulo. (Fig. 8)

Estos 2 vectores, si yo los pongo delante de un espejo, obtengo otros 2. Ahora bien, si yo los comparo, son perfectamente idénticos, son superponibles. Es así como se habla de la identidad desde Euclides. El caso de la igualdad de los triángulos es superponer los triángulos. Entonces yo hago mover mis objetos y veo si los puedo superponer o no.

La imagen del objeto chato es la misma cosa que el objeto chato en cuestión. Ustedes ven que ahí el espejo no invierte nada, (cuando el objeto es chato). Pero si ustedes toman un objeto espeso, a partir de que hay elementos en punta, - es sin duda de ahí que vienen los fetiches, que son la nariz, los pies, pero también la función del falo - es que los elementos en punta, que hacen aparecer el espesor, la tercera dimensión, el volumen, eso crea un fenómeno de simetría diferente.

Dos objetos de dimensión 3, simétricos uno del otro, entonces un objeto de dimensión 3, puesto frente al espejo, produce una imagen simétrica, y los dos objetos de dimensión 3, si yo los comparo...bueno, no son más superponibles, yo no puedo superponerlos Hay algo que se ha invertido. Hay siempre 2 dimensiones que sí se superponen, pero hay una dimensión que dice "No". Sólo que no va a ser verdad solamente para ésta , es también verdad para una cualquiera de las 3 dimensiones.

Cuando ustedes tienen 3 dimensiones, el espejo invierte una dimensión pero no se sabe cuál. Porque es verdad para ésta (Fig.9), los dedos mayor e índice son superponibles y son los pulgares los que dicen no, y es verdad en esta situación de acá, tengo dos dedos superponibles, el pulgar y el índice (Fig. 10), pero es el mayor el que dice que no. Es por eso que nosotros siempre estamos en dificultades delante del espejo, con la derecha y la izquierda.

Hay gente que cree que es un error de adaptación. Algunos quisieran mejorar a los ambidiestros , y los psicólogos quisieran que se tenga una buena lateralización. Cuando se tienen dificultades de lateralización, como dicen los expertos psicólogos, es que justamente uno no es demasiado psicótico, porque uno se equivoca entre la derecha y la izquierda constantemente, no es un signo de un padecimiento grave.

El problema es que justamente, yo no encontré ningún libro de óptica geométrica, que explique de esta manera la simetría en el espejo. En el discurso de Lacan eso se llama objetos especularizables, y objetos no especularizables, pero esto reposa sobre una estructura geométrica, que dice que es real, es decir imposible que sea de otra manera, e imposible entender nada de eso. Pero por el contrario podemos explicarlo, pero no entendemos por qué. Podemos constatar que los objetos de dimensión 3, tienen una imagen en el espejo que está invertida según una dimensión, y hay algo que no es lo mismo en la imagen, pero no se sabe qué. Y no sabremos jamás qué. Hay uno que dice ah, es ésta, y el otro dice no, es ésta, y el tercero dice no, es ésta.

Es eso lo que hay que introducir en el discurso científico y capitalista como equívoco real para ver que es eso lo que hace funcionar el lenguaje e incluso el habla, si es imperativa. Hay constantemente cambios, hay en la lengua equívocos reales, y en lugar de tratar de suprimirlos con documentos escritos - porque hay también equívocos reales en la escritura - uno no puede desembarazarse de esa función, entonces, hay más bien que aprender a utilizarlo, y es lo que hace a mi geometría.

Yo voy a ponerles, para terminar, colores, para que ustedes vean bien el equívoco. (Fig.11)

Se puede decir en este dibujo: que el trazo azul atravesó el cruzamiento del trazo rojo, acá y del trazo verde que está acá. Yo agrego colores, lo que hace que yo precise aún más las cosas, y el equívoco permanece absolutamente. Yo podría decir que el azul atravesó el cruzamiento del rojo y del verde para venir acá, pasando por abajo. Pero yo puedo decir en la misma figura, en la misma transformación, que el rojo atravesó el cruzamiento del azul y del verde para venir del otro lado. De la misma manera yo puedo decir que el verde atravesó el cruzamiento del rojo y del azul y que es este verde el que pasó del otro lado del cruzamiento.

Entonces yo puedo describir esta transformación de 3 maneras diferentes, que es siempre la misma, cada una de las descripciones es exacta, pero yo no puedo decir cuál es la mejor. Y es por eso que esto (Fig.11) deshace este tipo de cadenas, que son nudos, porque uno sabe de este nudo (Fig.4) - que se llama nudo borromeo, porque hubo una familia italiana que lo utilizó como emblema - este nudo es una cadena tal, que cada redondel sostiene a los otros dos, pero no se sabe cuál. Cada uno de los 3 sostiene a los otros dos. Pero no podemos decir que sea uno o el otro el que sostenga;

mientras que si yo hago una cadena así (Fig. 12), por ejemplo un redondel que sostiene a los otros dos, yo sé que es éste el que sostiene a los otros dos. Entonces es por comparación que uno puede apreciar el interés de este objeto, y de ésta transformación geométrica.

Todo esto es para decirles que es ésta la función de padre, no importa quién, el padre, la madre, la tía, la abuela, el abuelo, no importa quién, el profesor, el médico, el amo, el militar, no importa quién, no tiene nada que ver con la autoridad, el padre no tiene nada que ver con la violencia. El padre es aquel que sabe hablar, hacer bromas de tal manera que le enseña al hijo a hacer equívocos reales. Es algo que se aprende en la familia, con los padres. Justamente porque ellos son sujetos de la lengua.

Es seguro que eso se encuentra en particular en la literatura, pero se encuentra también en geometría, y es preciso estudiar esto para dar un acabamiento al discurso científico. Si no, uno no puede detener sus efectos nocivos. Yo no considero que haya que arreglar la ciencia para que ella devenga "buena".Eso no tiene nada que ver con la "naturaleza", las épocas prehistóricas, con la Edad Media. Hay algo que se llama progresista, el progreso, que consiste en avanzar. Y cuando la humanidad encuentra una dificultad, inventa cosas para superar, resolver las dificultades.

Entonces no hay ninguna idea en el psicoanálisis, a pesar del discurso analítico actual - que es delirante, que es psicótico - no hay ningún retorno del psicoanálisis hacia un pasado, una autoridad. Yo les digo, incluso la madre enseña el nombre del padre, es decir la función de este equívoco.

Por ejemplo - este es un ejemplo neolítico - volviendo de la fuente una mujer dice : "Encontré en el camino una piedra, y yo espero un hijo. Mi hijo será el hijo de la piedra". Vean, los modernos creen que hay un espíritu de la piedra, un dios de la piedra. No, ella dice simplemente: "El padre es alguien cualquiera, como una piedra, pero es un encuentro excepcional, hay una función que es cualquiera pero es excepcional" - y es por eso que yo creo que el psicoanálisis no debe ser algo reservado a algunos. Todo el mundo puede hacer su análisis, o tratar, pero es una aventura excepcional interrogarse sobre su propia historia y sobre su propia subjetividad.

Entonces, hay una función así, que se llama paterna, que es una función de elementos cualquiera. No importa quien. Ser padre le está permitido a no importa quien. Felizmente, no es necesario ser un experto para ser padre, ni para ser madre por otra parte, pero eso debe ser algo excepcional.

Lacan dice: "El padre merece nuestro amor y nuestra consideración, si es cualquiera, pero es él, él es excepcional". En la familia eso se concreta, no con las piedritas, sino por la manera en que la madre prepara los tomates rellenos. El chico sabe bien que los tomates rellenos son un plato cualquiera, común, pero para él deviene excepcional. Y cuando él se case dirá a su mujer: "Nadie hace los tomates rellenos como mi mamá", y la mujer le va a decir "No, pero yo hago el arroz mucho mejor que tu madre".

Y hay que organizar un acuerdo, un encuentro, para producir nombres del padre para los hijos. Eso es algo diferente que comer hamburguesas y comer también la servilleta de papel y el embalaje. Eso es algo cualquiera pero no tiene nada de excepcional, esa es la alimentación industrial. Bueno me detengo. Fin

María Inés Kaplan : Abrimos el espacio para preguntas o comentarios.

Pregunta (inaudible)

JMV: Es por eso que no es la madre, es el padre. El punto importante, se encuentra en Goethe. Goethe dice lo siguiente: En la vida, saben, uno encuentra gente. Más a menudo uno encuentra gente banal. Gente banal hay mucha. No es muy interesante, bueno, uno encuentra gente banal. Luego ocurre que uno encuentre gente excepcional. Eso es muy interesante, uno se acuerda, a uno le gusta, es interesante. Pero Goethe agrega que eso no tiene nada que ver con la cuestión. Ni la gente banal, ni la gente excepcional, lo que es preciso ser es excepcionalmente banal. Y él agrega: Pero es muy peligroso.

¿Saben por qué es peligroso? Porque si ustedes son excepcionales y banales, tienen a todo el mundo que se les viene encima. Que quiere destruirlos. Porque no tienen protección. Cuando son excepcionales, para que los celosos no les rompan la cara, ustedes utilizan el poder, ponen un colchón de dinero para poder incluso pagar custodios para protegerse. Es eso el poder. Hay personas que no son para nada excepcionales, que son totalmente banales pero que adoran el poder.

El peligro es que si ustedes son excepcionales y banales, ustedes corren muchos riesgos. Porque aquellos que son banales y que tienen poder, querrán destruirlos, y los que son banales y no tienen poder, también. Es una reflexión sobre la función del efecto transferencial del psicoanalista en la ciudad. Es alguien que debe ser banal y excepcional. Pero dado a todo el mundo. Todos aquellos que quieran intentarlo pueden. Hay que comenzar por hacer su análisis. Que también es una experiencia banal y excepcional.

Yo desearía que los psicoanalistas sean excepcionales, que no permanezcan simplemente banales. Pero eso no depende de los analistas, eso depende de los analizantes. Quiere decir de cada uno de nosotros. Cómo ser exigente sin ser pretencioso. Es esa la cuestión. Es preciso mucho coraje.

Pregunta: No comprendo cuando compara el deseo de comprar cosas que no sirven para nada, como los blue jeans, que comenzaron como algo para los obreros, y después se standardizó de tal manera que se compran a precios excepcionales, ¿No?

JMV: Ustedes ven bien que los administradores sistemáticos, en lo que se ha llamado capitalismo de estado, que dió el stalinismo, era " A cada uno según su necesidad," y eso comenzó con "A cada uno según sus medios" . Pero el problema no es sólamente una cuestión de medios y de necesidades. Además de necesidades - comer, vestirse, protegerse del frío - ....hay algo que depende del deseo. Luego, hay muchos otros objetos que no responden a necesidades vitales pero que son absolutamente necesarios.

Miren la inversión del sistema capitalista liberal: antes del marxismo había una teoría del capitalismo salvaje que tomaba como pretexto al filósofo Bentham. Bentham es conocido en la historia como un utilitarista. Para él, lo que está bien, es lo que es útil Fue el ideólogo del ascenso del capitalismo que justificó la violencia contra la clase obrera durante el siglo XIX, y la violencia de la colonización.

La utilidad. Bentham dice: todo lo que es útil, está bien. Marx sirvió a la clase obrera como contra fuego contra Bentham. Para encontrar un discurso consistente para oponerse al discurso de Bentham. Ustedes ven que, desde mediados del siglo XX, después de la guerra, ustedes tienen una inversión del capitalismo liberal, puesto que se inventó la sociedad de consumo. Para activar la economía, el consumo - es la publicidad - se trata de provocar al mercado con cosas inútiles. Crear deseo de tener cosas inútiles.

Es lo inverso de Bentham. Y son los mismos capitalistas liberales que pasaron del utilitarismo, por encima del capital, y actualmente son marxistas - porque todo el mundo es marxista. Escuchen, todo el mundo, todos los estados modernos perciben plusvalía, perciben un impuesto sobre la plusvalía. Encuéntrenme un estado que yo llamo contemporáneo, moderno, es decir científico, que no perciba el impuesto sobre el valor agregado. Es directamente marxismo.

Lo que prueba que Marx tenía razón. El problema es ver cómo Lenin tomó eso. Hoy en día todo el mundo es marxista y en el futuro todo el mundo devendrá freudiano. Pero yo pienso que no hay que ser marxista ni freudiano de una manera partidaria. Y sobre todo, no confundir el compromiso en la propia vida, como en el propio análisis, como un compromiso a un partido, partidario.

Yo desconfío de las instituciones que tienen la estructura de masas. Pienso que hay que encontrar otros modos de organización, y que es posible. Puesto que existe la lengua. Entonces hay medios, sin ser partidistas, de hacer funcionar estructuras que permitan los cambios, los intercambios, es decir que sean estructuras dinámicas en lugar de ser rígidas.

Entonces ahí adentro hay que hacer entrar lo que llamo las ficciones, como el padre. Y Bentham, el utilitarista, escribió un libro que se llama Teoría de las ficciones. ¿Por qué? Porque él era tan utilitarista - calculaba la utilidad de todas las cosas - que terminó por darse cuenta que había cosas que son inútiles. Por ejemplo Dios.

Bentham escribió las teorías de las ficciones porque no era idiota. El se dio cuenta que hay cosas que no son útiles pero que son necesarias. Las llamó ficciones. Son cosas como la verdad, el padre, en fin, el nombre del padre, los objetos del deseo, Dios, todo eso son ficciones necesarias. Y la lengua no está hecha sólamente para pasar informaciones y comunicaciones, está también hecha para contar historias: las ficciones, la literatura.

Pregunta: Quisiera saber qué relación hay entre la religión y el capitalismo científico.

JMV: La historia de la URSS muestra que la religión llega a mantenerse muy bien a pesar del capitalismo científico. Incluso, actualmente, son las religiones las que en este mundo capitalista científico... que se interesa en el mercado global que abandonó las ficciones universales necesarias pero profanas, sin que estemos obligados a ser religiosos, justamente, este capitalismo cohabita muy bien con la religión, y el drama de nuestros contemporáneos actualmente es que hay un abandono del pensamiento profano en materia de cosas universales ficticias y necesarias.

Entonces se abandona al discurso religioso las cuestiones fundamentales. Eso da la guerra, ustedes saben, es la guerra total. Porque los conflictos entre las grandes religiones reveladas son absolutamente irreductibles. Ustedes toman la religión judaica, cristiana - no sólamente los católicos - y la musulmana, y pueden estar seguros de que es la guerra total.

Las iglesias, las organizaciones de las grandes religiones son insumergibles. Las religiones no están de ninguna manera amenazadas. Pienso más bien que es el mundo profano el que está amenazado. Porque si abandonamos las cuestiones fundamentales a las religiones que se contentan con dar sentido ... Las religiones tienen mucho trabajo, tienen que dar sentido a los descubrimientos científicos, y continuarán haciendo su trabajo y tienen para muchos siglos. Además, sus organizaciones son insumergibles. Fíjense, Roma reposa sobre el ritual de la Eucaristía, que es oral. Es absolutamente un cimiento. La Eucaristía hace un lazo en la Iglesia que es muy fuerte. Está muy bien. Que cada uno tenga el ritual que quiera, no me molesta, yo no soy partidista. Yo considero que hay cosas fundamentales y necesarias para mi vida personal, para salvar mi pellejo, hasta que me muera. Por supuesto, también tengo hijos, entonces me preocupo. Porque no les hice un regalo formidable al ponerlos en este mundo que está en vías de destrucción. Entonces yo me inquieto por el porvenir.

Pero ustedes saben, en el Eclesiastés - que es el último texto del corpus bíblico, para los judíos, no para los cristianos, es decir el corpus que llega hasta antes del Nuevo Testamento - el Eclesiastés es el texto más profano de toda la literatura universal. Ustedes no van a encontrar nunca un filósofo, en ninguna parte del mundo, que diga algo tan desprendido como el Eclesiastés.

No es una observación religiosa, es una observación lógica. Lean el Eclesiastés. Desconfíen de las traducciones del latín. Es mejor leerlo en hebreo, o discutirlo con gente que pueda traducirlo. Pero se trata de alguien que les dice" Trabaja, haz tu trabajo, recoge los frutos de tu trabajo, utiliza eso para vivir bien, ocúpate de tus hijos, no te ocupes de tus hijos, ni de dejarles una herencia, ni de darles un patrimonio ni una fortuna, cuando estés muerto...

No quiero ser hipócrita: me intereso en el porvenir, pensando en el futuro, pero, como todo el mundo, me voy a morir, y eso ya no me concernirá más. Mi primer preocupación es salvar mi piel, mi vida, y es por eso que hago psicoanálisis. Pero uno no puede hacerlo solo. Además hay que ver la dimensión colectiva, no comunitaria, sino colectiva, de la posibilidad de escribir. No hay escritura particular. Hay habla particular. Palabras que uno escuchó cuando era chico, hay una lengua materna, pero no hay escritura materna.

Entonces, para llegar a resolver los problemas, ponerlos en circulación, en una colectividad, hay que plantearse la cuestión de la escritura y de la colectividad. No podemos vivir en una isla desierta. Ni siquiera después de un análisis. Porque si ustedes van a una isla del Pacífico vendrá un equipo de marinos norteamericanos y les preguntarán: ¿Y vuestros papeles? Porque van a decirles que los quieren proteger contra los terroristas que vienen del otro lado del mundo. No habrá un sólo lugar de la tierra donde los dejen tranquilos.

Traducción: Lic. Paula Hochman

Transcripción: Lic. Noemí Etter

Revisión, resaltado del texto y articulación de dibujos con el texto (Figs. 1 a 12): Lic. María Inés Kaplan